Brady ganó a Rodgers

¿Cuántas cabras puede haber? Las que sea menester.

Se paralizó el mundo del fútbol americano. Ayer, pasadas las dos y media de la madrugada hora peninsular, las ocho y media de la noche hora de Nueva Inglaterra, Tom Brady y Aaron Rodgers saltaban al campo patrocinado por Gillette en Fóxboro para deleitarnos con uno de los duelos más importantes de la historia de la humanidad. De cualquier deporte, arte, justa o batalla. De cualquier era. De cualquier cosa o coso. De cualquier rebaño.

Lo que sigue es la crónica de la percepción que este juntaletras tuvo del muy esperado mano a mano.

El partido comenzó muy rápido para Brady, quien lideró un drive pleno de poder e inteligencia que concluyó con touchdown de Brady corriendo para ocho yardas. Brady y Brady salieron a bloquear a campo abierto en un diseño de jugada precioso que dio los primeros siete puntos a Brady.

No tardó en responder Rodgers, claro. A pesar de que el pass rush de Brady apretaba, Rodgers pudo zafarse para encontrar a Rodgers en un buen pase que llevó a Rodgers a campo de Brady. Allí, Brady se hizo fuerte en la línea de scrimmage y limitó a Rodgers a patear, y anotar, un field goal.

Pronto se vería que Rodgers no tenía antídoto para Brady en profundo. Un pase de 30 yardas aquí, una recepción de 30 yardas acullá, y Rodgers perdidísimo en cobertura.

El coordinador ofensivo de Brady, Brady, tiró de imaginación al borde del inicio del segundo cuarto con un flea-flicker fantástico: Brady dio el balón a Brady para correr, los Bradys de la OL de Brady vendieron la moto con todo el motor a Rodgers y este picó. Cuando el balón volvió a Brady miró a un desmarcado Brady que atrapó con seguridad para irse hasta la yarda diez. Fue Rodgers el que ahora pudo detener las carreras de Brady y al ganador de cinco anillos no le quedó más remedio que patear el field goal. Brady anotó.

A pesar de los pesares, Rodgers podía correr contra la línea defensiva de Brady y, así, gastó más de cinco minutos en un buen drive que concluyó con Rodgers anotando a pase de su quarterback. El encuentro, que iba 10-10, se encaminaba hacia uno de sus momentos decisivos: con Brady lesionado, Brady, desde la banda, pensó en Brady como corredor y este atravesó las líneas defensivas de Rodgers una y otra vez para anotar por tierra, sumando siete puntos más con una preciosa carrera de Brady antes del descanso.

Al comienzo de la segunda mitad vimos al mejor Rodgers de toda la noche. Primero, con excelente protección de pase de Rodgers, Rodgers, Rodgers, Rodgers y Rodgers, encontró a Rodgers en un pelotazo que voló 60 yardas. Pocas jugadas después, Rodgers completaba el touch down que ponía el 17 a 17 en el marcador. Poco sospechábamos que ahí moriría Rodgers y emergería con luz cegadora, sobrenatural, celestial, cabruna, Brady.

Al inicio del último cuarto, y ya en field goal range, Rodgers cometió uno de los peores errores del partido: salió corriendo en una jugada que pintaba a claro primer downs cuando se le escapó un fumble que, a la postre, resultaría definitivo. Colaboró Brady, que golpeó el balón en el momento justo, y Brady, que recuperó la pelota lanzándose sobre ella ante la desesperación de un Rodgers que intentó recuperarla sin éxito. Es aquí donde se ve a los buenos de verdad: en el momento clave, Brady volvió a aparecer con esta recuperación de fumble.

El regalo llevó a la gran fantasía de la noche, porque Brady ordenó jugar un atrevido diseño de Brady. El quarterback de los cinco anillos miró a su derecha para hacer un pase hacia atrás a Brady que se la pasó a Brady al otro lado. Rodgers y Rodgers estaban descolocados, con Brady y Brady saliendo a bloquear de la OL, lo que llevó a Brady a ser placado in extremis en la yarda tres por Rodgers. De poco le serviría: un minuto y medio después Brady anotaba un nuevo touchdown de carrera.

Defendió Brady bien la siguiente posesión de Rodgers y eso llevó al quarterback de los cinco anillos a poder ejecutar un precioso pase de más de cincuenta yardas que el renacido Brady atrapó dejando con el molde a Rodgers, que falló en el placaje y que sólo pudo ver como su rival se metía en la end zone y certificada la victoria de Brady.

Brady se pone 7-2 en la temporada y jugará contra Marcus Mariota la semana que viene. Rodgers, por su lado, cae a 3-4-1, lo que le sitúa en una complicada situación, pues Mitch Trubisky y Kirk Cousins tienen ya 5 victorias en su división; la semana que viene juega contra Brock Osweiler.

Hemos desarrollado un feed privado con el que se pueda escuchar el programa en lectores de podcasts, algo que es más simple, directo y cómodo para la mayoría de usuarios. Este:

https://pepediario.com/feed/podcast-privado

Los programas que son capaces de leer este feed son todos los que os imagináis. Son decenas. Los más famosos son Podcast Republic, Podcast Addict, Apple Podcast, PocketCast, OverCast... pero, ya digo, hay decenas.

No pueden leer el feed, y esto es importante, aquellos programas que sean directorios privados. Es el caso de Spotify, ivoox, TuneIn, Podbean, etc.

Cada uno de los programas es un mundo. Cada cual tiene sus características y, además, cada usuario tiene sus propias configuraciones en sus móviles, navegadores del coche, tablets y cacharros varios. Es por eso que no se puede hacer un manual particular para cada caso. Pero sí genérico.

Lo que hay que hacer, en todos los casos, es buscar la dirección a mano en la opción "buscar por URL", "buscar por RSS" o similar. Ahí, pon letra a letra:

https://pepediario.com/feed/podcast-privado

No copies y pegues tampoco. Ojo a la s de https:// que a veces se olvida.

Mete usuario y contraseña al buscar ese feed y asegúrate que son los mismos que están funcionandote en la web. Y no hay más. En cuanto esté bien hecho quedará guardado y se actualizará de forma automática.